UNA MIRADA ECUESTRE A LA LOMITA